31 mayo, 2020

DESMOCHES Y RIESGO DE ROTURA


Árbol, Daños, Motosierra, Paisajismo, Roto, Aplastado

En estas fechas en que proliferan por nuestras ciudades auténticas plagas de motoserristas con vocación de arboristas no viene mal recordar algunos conceptos básicos:

La reiteración producida tras un demoche, esto es, la «construcción» de nuevos árboles sobre la estructura del árbol desmochado hace que las inserciones sean débiles y se convierta en un verdadero peligro. La caida de árboles urbanos es mayormente causada por malas prácticas.

Los árboles tienen una arquitectura fractal que hace que esa reiteración sea una reconstrucción de su propia estructura, pero esta vez, sobre un tocón mal compartimentado, propenso a la entrada de xilófagos y a cuatro, seis u ocho metros de altura.

Imagen

Esa arquitectura fractal es propia de los árboles, pero en su estado natural, el reparto de cargas es equilibrado, no se produce una sobrecarga por su peso ni un efecto palanca sobre un mismo punto del árbol.

Imagen

En contra de una creencia muy extendida, el desmoche, o cualquier otra poda drástica no hace que el árbol rebrote con más vigor, muy al contrario, la eliminación de reservas obliga al árbol a hacer un sobreesfuerzo para sobrevivir a costa de un enorme degaste energético.

Imagen

Esta rebrotación se produce a partir de yemas adventicias no provenientes del duramen, sino de la albura del tronco por lo que no es la madera del árbol la que la sostiene, sino simplemente su albura y su corteza.

Imagen

La necesidad del árbol de reponer su medio de obtención de energía lo obliga a hacer crecer esas brotaciones de forma muy rápida por lo que habrán alcanzado un peso y un tamaño considerables antes de que el propio crecimiento del tronco reabsorba el punto de inserción.

En resumidas cuentas, es precisamente la poda drástica lo que convierte un gran árbol en peligroso. Es irresponsable exigir podas de árboles sanos para evitar accidentes porque será esa práctica los que los hará peligrosos.

Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *